¿Cómo funciona la ionización?

¿Cómo funciona la ionización?

Para combatir la contaminación, la mejor solución es un purificador de aire… ¿Cómo funciona la ionización?

Te suene o no el término “ionización” de alguna clase de química o física, seguramente a muchos nos cueste recordar exactamente en qué consiste el proceso, pero lo cierto es que lo experimentamos todo el tiempo cuando respiramos en medio de la naturaleza.

A partir de fenómenos naturales como las tormentas, cascadas, las olas del mar, ciertos árboles, la fricción del aire, la naturaleza genera iones cuyo efecto es muy conocido desde siempre.

En el aire fresco del campo, podemos encontrar 50% de iones positivos y 50% de iones negativos. Pero son los últimos los que influyen positivamente en nuestros procesos biológicos y psíquicos.

La tecnología de hoy nos permite purificar el aire de nuestros espacios a través de los ionizadores de aire diseñados especialmente para librar nuestro hogar de toda contaminación.

Etapas de ionización con el purificador de aire

  • 1/ Los purificadores de aire o ionizadores, son una fuente de iones negativos que, al ser inyectados en el aire, atrapan rápidamente toda partícula de contaminación, al mismo tiempo que la neutralizan.
  • 2/ La carga eléctrica que se produce precipita rápidamente al suelo cualquier resto de elementos contaminantes.
  • 3/ Además de ello, tienen también un efecto germicida que acaba con las bacterias y elimina olores.
  • 4/ Una serie de agujas muy finas producen los iones negativos, a mayor cantidad de agujas el sistema garantiza una mejor calidad y eficiencia.

Aire de montaña… en casa

La emisión de ozono de los purificadores de aire ha sido investigada a lo largo de 15 años para garantizar una emisión cercana a cero. El resultado es un ambiente que ha restaurado la cantidad de iones negativos a los mismos niveles que la naturaleza y además ayuda a su permanencia en un espacio.

Entre los trastornos relacionados con el exceso de contaminación o lo que es igual, el exceso de iones positivos, destacan los dolores corporales, las jaquecas, la irritación de los ojos, la fatiga y sobre todo las dificultades respiratorias, las alergias y asmas que se potencian en la infancia. Basta con comprar un purificador de aire, poner en marcha el dispositivo y el aire que respiras será tan puro como el que inhalas en la montaña.


Ionización y purificación de aire

subscribete a la newsletter